Archivo por meses: noviembre 2013

En invierno, miel de eucalyptus

Sin duda, esta es la mejor miel que podemos tomar de cara al invierno.  Además de poseer todos los efectos beneficiosos de la miel, también le acompañan las del eucalipto. Esta miel nos ayuda a frenar con mayor facilidad los efectos más desagradables de los catarros y afecciones respiratorias típicas de esta época como es la dificultad para respirar, el exceso de mucosidad y la congestión nasal. La miel de eucalipto, de color ocre, muy aromática y con un sabor característico a madera es un magnífico antiséptico de las vías respiratorias y urinarias, de efectos balsámicos y vermífugos.

Miel de Azahar, relajante natural

Si te gusta comer miel de azahar por sus sabor único y delicado, te gustará saber que no es sólo un dulce sino que tiene muchas propiedades medicinales. Ofrece una gran variedad de antioxidantes naturales con efectos anti-inflamatorios, anti-alérgicos, anti-cáncer y efectos inmunes que ayudan a nuestro cuerpo. Comer miel de azahar te ayudará a protegerte contra el daño de los radicales libres y puede disminuir el riesgo de enfermedades crónicas. Por su efecto sedante, su consumo se recomienda especialmente para personas nerviosas o que se encuentren atravesando períodos de insomnio, ansiedad o estrés.

Miel de Romero, tonificante natural

Hoy te sugerimos la miel de romero para prevenir y curarte de anemias, fatiga, estrés, en épocas de exámenes y/o entrenamiento fuerte. A la miel de romero se le atribuyen efectos beneficiosos sobre el hígado, a la vez que actúa como estimulante y tonificante del organismo. Su consumo está especialmente recomendado en casos de nerviosismo, asma, tos común y tos convulsiva.

Carga las pilas con las mejores Almendras

¿Necesitas un poco de energía para continuar la semana? Toma un puñado de almendras al día y lo notarás enseguida. Las almendras nos ayudan a mantener nuestro corazón sano, porque reducen el colesterol malo y su contenido en cobre y manganeso es el responsable de la producción de energía celular que a su vez son indirectamente responsables de la producción energética de nuestro organismo.