En invierno, miel de eucalyptus

Sin duda, esta es la mejor miel que podemos tomar de cara al invierno.  Además de poseer todos los efectos beneficiosos de la miel, también le acompañan las del eucalipto. Esta miel nos ayuda a frenar con mayor facilidad los efectos más desagradables de los catarros y afecciones respiratorias típicas de esta época como es la dificultad para respirar, el exceso de mucosidad y la congestión nasal. La miel de eucalipto, de color ocre, muy aromática y con un sabor característico a madera es un magnífico antiséptico de las vías respiratorias y urinarias, de efectos balsámicos y vermífugos.